Cada día que amanece esta lleno de esperanzas y anhelos por una vida mejor, cada atardecer que llega está lleno de desilusiones, los hombres han fracasado en su intento por alcanzar la paz.
Mientras que los gobiernos invierten tiempo y dinero en diálogos y procesos de paz, dentro y fuera del escenario de guerra caen las victimas de una lucha que tal parece interminable y la tierra es bañada con la sangre de miles; hombres, mujeres y niños que no tenía por que terminar de esta forma, dejando madres en profundo dolor, niños desamparados y familiar enteras desmoronadas.
La esperanza por una pronta reconciliación se ha ido marchitando, incluso la paloma de la paz nunca a podido surcar el cielo azul de nuestro mundo.
Cada día a aumenta el hambre, la desnutrición y por pospuesto las pandemias que cobran miles de vidas, los hospitales están llenos de enfermos y no hay dinero que alcance para atender la demanda de los necesitados, los países en conflicto necesitan atender también el gasto de la guerra.
¡No más por favor! Es el clamor de la humanidad; ¿podrá alguien traer la paz y salvar a este mundo que se derrumba? ¡Si! JESUCRISTO es la solución, él dijo: La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden. (san juan 14:27).
El cambia nuestro lamento en Baile y nuestro desierto en fuentes de agua viva. En el salmo 113:7 dijo el salmista: jehová levanta del polvo al pobre y al menesteroso del muladar……
Amigo acéptalo hoy, invítalo a morar en tu corazón y en casa.
Queremos orar por ti. Escribanos al Email: cnv2otmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here